...un momento por favor!


Pag. 894 / 963 ‹ Primera  < 892 893 894 895 896 >  Última ›

El uso de los terrenos agrícolas colombianos y su influencia sobre la erosión de los suelos. (arc003(27):24-30. 1952.)


<p>Portada Artículo Revista Cenicafé 003(27):24-30. 1952.</p>

Existen en el país muy pocos datos sobre erosión, estos son principalmente de la zona cafetera, región relativamente en buen estado de conservación. En CENICAFE, se han obtenido algunos índices aproximados de erosión. En un cultivo limpio en pendiente moderada (sin prácticas de conservación), se pierden 200 toneladas de suelo por hectárea al año; en un cultivo denso en pendiente fuerte, de 1 a 20 toneladas, y en un potrero sin sobrepastoreo, en pendiente moderada, la erosión es de 2 toneladas por hectárea por año. Según el Ministerio de Agricultura, en el país existen 44 millones de hectárea en potreros; 850.000 en cultivos densos o de semibosques (café, cacao, caña de azúcar) y 1.650.000 sembradas en cultivos poco protectores (maíz, yuca, papa, algodón, etc.). Tomando los indicadores de erosión de CENICAFE y aplicandolos en las áreas cultivadas del país, en Colombia se tendrían anualmente las siguientes pérdidas de suelo fértil: en cultivos densos 8 millones de toneladas; en cultivos limpios, 350 millones y en potreros 88 millones lo que daría un total anual de 426 millones de toneladas. Los cultivos limpios representan sólo el 2% del total del área cultivada y causan el 80% de la erosión. En el país, la erosión principalmente es un problema de zonas quebradas de ladera. La población colombiana vive en un alto porcentaje en laderas. La agresividad de las lluvias de esta zona agrava el problema de erosión. Una acción efectiva sobre el problema de erosión sólo se lograría atacando tanto las causas físicas como las sociales y económicas.

Autor(es):

SUAREZ DE C., F.;

Año de Publicación:

1952

     Política Editorial
     Comité Editorial
     Código de Conducta
     Políticas de Revisión
     Instructivo artículos