...un momento por favor!


Pag. 907 / 962 ‹ Primera  < 905 906 907 908 909 >  Última ›

Resultado de la investigación sobre una enfermedad del café en el departamento de Nariño. (arc002(21):35-39. 1951.)


<p>Portada Artículo Revista Cenicafé 002(21):35-39. 1951.</p>

De los estudios hechos en el laboratorio con el material vegetal traído de Nariño, se deduce que probablemente /Colletotrichum/, puede ser el organismo parasitario y que /Gromerella/ puede tener el carácter de saprofito. Con poca humedad y baja temperatura, con atmósfera nublada durante mucho tiempo, es más probable que la afección se manifieste por las manchas amarillentas en las hojas toda vez que aquellas condiciones, no siendo favorables a la fructificación del hongo, permiten un período de latencia para el organismo, el cual limitará sus actividades vegetativas a extender su micelio superficialmente en la lámina foliar y a emitir haustorios al interior de las células de la hoja para contribuir a la nutrición del hongo. Con condiciones excesivas de humedad y con temperatura favorable, el hongo desarrollará fructificaciones, las cuales contribuyen a provocar necrosamiento en las hojas, los tallos y los frutos. Con respecto a la enfermedad de los cafetos de Nariño, por la manera como el hongo ataca a las hojas, parece que el organismo en este caso tenga mas bien caracteres de hectoparásito. El micelio hace un contacto mecánico con la epidermis foliar y los haustorios provocan la reacción interna de las células subyacentes, la cual se caracteriza por las manchas amarillentas. Las medidas que se aconsejan para tratar esta afección resultan un poco dispendiosas en los cafetos. Cuando la afección está muy generalizada se deben sacrificar las plantas íntegras y retirarlas del cafetal para quemarlas. Cuando un cafeto se presenta parcialmente afectado se le pueden suprimir las ramas enfermas y destruirlas por el fuego. Así mismo, se aconseja no amontonar restos de las podas dentro de las plantaciones, ya que este material constituye focos permanentes de infección; evitar los enmalezamientos; procurar un sombrío conveniente y regulizado y un distanciamiento prudencial de los cafetos, para que haya buena aireación dentro del cafetal y retirarles a los cafetos toda chamiza seca, hojarasca, musgo y otras parásitas.

Autor(es):

CASTAÑO A., J.J.;

Año de Publicación:

1951

     Política Editorial
     Comité Editorial
     Código de Conducta
     Políticas de Revisión
     Instructivo artículos